Estudio de sueños y contenido latente

17.09.2020

Para que entendamos el análisis de los sueños y contenido latente, solo quiero tener una actualización muy rápida del psicoanálisis y Sigmund Freud. Será rápido, te lo prometo, y es relevante.

Freud y la mente inconsciente

El psicoanálisis es un tipo de terapia de conversación. Los pacientes hablan con los terapeutas sobre sus problemas. Sin embargo, Freud fue uno de los primeros psiquiatras en mirar más allá de los recuerdos conscientes de sus pacientes.

Entendió el significado de la mente inconsciente. En eso, fue lo que el paciente no pudo decirle lo que fue realmente importante.

El problema era que los pacientes reprimían estos pensamientos. No solo eso, sino que muchos no podían decírselo a sus terapeutas porque estaban ocultos de la propia mente consciente del paciente. Por motivos de trauma, culpa o vergüenza, estos pensamientos ahora residían en el subconsciente.

Entonces, ¿cómo podría Freud eliminarlos? Para responder a eso, necesitamos recapitular brevemente nuestro conocimiento de la teoría más celebrada de Freud: su modelo estructural de la mente.

Ellos, Yo y Superyó

Freud propuso que nuestras personalidades se componían del ello, el yo y el superyó. El ello es infantil y quiere satisfacer sus propias necesidades. El ego es razonable y usa la lógica para satisfacer el ello. El superyó es la voz moral del ello y el ego.

Ahora bien, ¿dónde se encuentran estas tres estructuras dentro de nuestra mente consciente e inconsciente? Crucialmente, Freud estipuló que el ello está completamente situado en nuestra mente inconsciente. El ego y el superyó son parcialmente conscientes.

Así que considere lo que eso significa. Nuestros deseos, necesidades y deseos más básicos siempre están situados en nuestra mente inconsciente.

Esto es importante porque, como se dio cuenta Freud, todos sueñan, lo que significa que el análisis de los sueños era un recurso valioso. Como tal, podría proporcionar una visión constructiva de la mente subconsciente de una persona.

"La interpretación de los sueños es el camino real hacia el conocimiento de las actividades inconscientes de la mente". Freud

Esto nos lleva a los dos tipos de contenido onírico.

La diferencia entre contenido manifiesto y latente

Freud distinguió entre dos tipos de contenido en los sueños:

  • Contenido manifiesto
  • Contenido latente

Contenido manifiesto: este es el contenido real , lo que recuerda el soñador, la historia del sueño. El contenido del manifiesto generalmente se basa en los eventos de ese día.

Contenido latente: este es el significado oculto del sueño, el deseo subyacente y la parte más importante. Esta es la parte simbólica del sueño.

Volvamos al ego por un segundo. Cuando estamos dormidos, nuestro ego se suelta. Está libre de las restricciones de nuestra mente despierta. Como resultado, estas represiones quieren surgir y emerger en nuestros sueños.

Freud llamó a esto "realización de deseos" o deseos reprimidos.

Los sueños son deseos incumplidos

Estos son los deseos o deseos que no nos atrevemos a reconocer cuando estamos plenamente conscientes, por eso los enterramos en nuestro subconsciente.

Queremos algo que no podemos tener o que nos han dicho que no podemos tener. Eso produce una necesidad de lo que no podemos tener y una prohibición de esa necesidad. El resultado es un deseo reprimido.

Aquí es donde el contenido latente es tan importante porque los deseos reprimidos siempre se encuentran en este nivel del sueño. También están presentes a nivel manifiesto, pero están camuflados.

Entonces, ¿cómo hacemos para analizar nuestros sueños ?

Freud y el trabajo onírico

Ahora sabemos que los sueños tienen dos tipos de contenido; manifiesta y latente. Ahora, tenemos que encontrar una manera de descifrar las pistas camufladas en el contenido manifiesto para comprender el contenido latente en un sueño.

Freud nunca pidió a sus pacientes que explicaran qué pensaban que significaban sus sueños. En cambio, les pidió que dijeran lo que les viniera a la mente con cada parte del sueño. Esto es "asociación libre".

Es un poco como ser un detective con ciertas herramientas a tu disposición. Recuerde, el sueño está tratando de disfrazar aspectos de sí mismo dentro del contenido manifiesto. Sin embargo, no puede evitar dejar estas pistas. Freud llamó a este trabajo de detective el "trabajo de los sueños ".

Cuatro etapas del trabajo onírico:

Condensación

La condensación condensa varios elementos en uno. Por ejemplo, personas, temas, ideas, palabras, imágenes, etc. Por ejemplo, la aparición de varias figuras masculinas en tu sueño y la palabra "más allá" podrían indicar que el sueño es sobre tu padre.

Desplazamiento

Freud notó que algunos detalles importantes en el contenido latente fueron reemplazados por elementos insignificantes en el contenido manifiesto y viceversa.

Consideraciones de representabilidad

Aquí es donde el detective que hay en nosotros es más útil. Los sueños son visuales, por eso los vemos como un conjunto de imágenes en movimiento. Pero esas imágenes se llaman de alguna manera y cuando las transcribimos en palabras, podemos inferir un significado más profundo de nuestro sueño.

Por ejemplo, puede soñar con una carrera que involucre ratas, pero hasta que diga la palabra 'carrera de ratas', su sueño parecerá sin sentido.

Revisión secundaria

La revisión secundaria ocurre después de que se hayan completado todos los niveles anteriores. Es básicamente una segunda mirada a toda la información ahora obtenida de los tres procesos. La revisión secundaria ayuda a formar una narrativa y estructura del sueño.

¿Por qué el contenido latente es tan importante?

Freud creía que la única forma en que podemos avanzar desde el trauma infantil, los deseos reprimidos o los deseos insatisfechos era acceder a la mente subconsciente. Con este fin, ideó una forma de utilizar el contenido latente de los sueños como un camino hacia nuestro subconsciente.

Podríamos reconocer esto como sentido común en estos días, pero en la época de Freud, debes recordar cuán innovador habría sido.

Pensamientos finales

Lo ame o lo odie, Freud ha desarrollado algunas de las teorías más interesantes de la mente humana. No solo eso, sino que ha inspirado a muchos otros, incluido Carl Jung, en el campo de la psicología.

No es de extrañar que tu ex amante narcisista sea ​​un "ex". Lo que podría sorprenderte, sin embargo, es que su nuevo interés amoroso es igualmente egocéntrico. Pero no debería. Aunque incluso los narcisistas se desaniman por las cualidades negativas del egocentrismo, las investigaciones muestran que son más tolerantes entre sí.

¿Alguien sabe algo sobre un curioso síndrome médico llamado taquisensia? Al buscar en la web, solo se obtiene una curiosidad similar llamada síndrome de "Alicia en el país de las maravillas", a menudo llamado "síndrome de sensación de rapidez". Quizás algunos de mis lectores sepan algo sobre los hallazgos clínicos de estas condiciones. Han existido...